Los inicios

La Carrera de Diseño Gráfico – bajo el nombre de Diseño-  fue abierta en marzo del año 1969 en Chillán, tres años después de la instalación de la Universidad de Chile, Sede Ñuble. En 1980, ésta se convierte en el Instituto Profesional de Chillán (IPROCH), y luego, el 29 de septiembre de 1988, se crea la Universidad del Bío-Bío, a partir de la integración de la Universidad Técnica del Estado UTE de Concepción y el Instituto Profesional de Chillán IPROCH.

En sus inicios, la carrera de Diseño Gráfico ocupó las dependencias cedidas por la Sociedad Musical Santa Cecilia ubicadas en calle 18 de Septiembre 580, y que hoy se conocen como Centro de Extensión de la Universidad del Bío-Bío. Las salas y salones de Santa Cecilia, que se compartieron con lo que hasta ese entonces era la carrera de Diseño Textil, habían servido por años a los artistas chillanejos en todos los ámbitos de la cultura, por lo que la instalación de aquellas carreras en las mismas dependencias hizo que Diseño adquiriera un marcado hito ligado a las artes de la Provincia de Ñuble.

También fueron utilizados algunos de los pasillos y aulas del Teatro Municipal de Chillán (por calle Herminda Martín). En la parte posterior de lo que hoy se conoce como Sala Schäfer del mismo Centro de Extensión de la UBB se levantó otra sala de madera para impartir la asignatura de Artes Plásticas. Esa aula fue bautizada como “La Pajarera” por los estudiantes y docentes de la época.

Sus primeros docentes fueron Raúl Bravo, Gladys Bornand, Eliana Díaz y Arturo Betancourt, quien reclutó a docentes de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile en Santiago para venir a desempeñarse a Ñuble. La principal asignatura fue Taller de Iniciación, la cual concentraba todas las especialidades que se dictarían a lo largo de la carrera.

Traslado a Fundo "El Mono" y casa de Marta colvin

En 1981, la carrera se muda a las nuevas instalaciones del terreno cedido por Fernando May Didier, más conocido como Fundo “El Mono”, emigrando las carreras de Diseño y Artes Plásticas.

Durante la década de los ochenta, se logró concretar la apertura de un casino que pudiera acoger a los estudiantes y a los profesores. También se establecieron las recordadas llamadas “Grafigiras”. Se trataba de salidas a terreno tanto en Chile como en el extranjero destacando generaciones que viajaron a Brasil y Argentina, entre otros países.

Esta misma organización permitió levantar en Chillán una repetidora del ex canal de televisión de la Universidad de Chile. Se llamó Iproch TV, funcionó en las instalaciones de Santa Cecilia a cargo del docente de Diseño, Norman Ahumada en la dirección. La señal funcionó desde 1984 hasta 1993 con la participación de destacados profesionales y periodistas de la ciudad como Gilda Henríquez.

Durante ese periodo de funcionamiento, los estudiantes y docentes de la carrera de Diseño utilizaron las instalaciones del canal de televisión acercando a los estudiantes al mundo de la computación que se integró a la carrera en la década de los noventa. En 1993, la instalación alojada en Santa Cecilia sufre un incendio que determina el cierre definitivo del canal de televisión.

La plana de docentes en este periodo destaca hasta nuestros días gracias al trabajo ininterrumpido de destacados profesionales de las más diversas áreas como Leda Muñoz, Ninón Jegó, Norman Ahumada, Luis Guzmán, entre otros. Otros docentes destacados que pasaron por la escuela dejando una huella imborrable entre los alumnos son Julio Mendoza, Benjamín Escalona, Baltazar Hernández, Romero, Héctor Ortíz Veas, Jaime Rodríguez, Luis Arriagada, Darwin Navarrete y María Teresa Stavelott.

Actualidad

Actualmente, la carrera de Diseño Gráfico de la UBB, pertenece a la Facultad de Arquitectura Construcción y Diseño, y cuenta con una matrícula cercana a los doscientos alumnos provenientes de distintos puntos del país gracias a que la Escuela enclavada en Chillán goza de gran prestigio de la mano de egresados que han elevado el nombre de la especialidad no sólo en Chile, sino también a través del mundo.

La Escuela  de Diseño Gráfico cuenta con talleres equipados con la más alta tecnología para el desarrollo de los estudiantes y sus habilidades ligadas al diseño con una amplia gama de especialidades.

La carrera, además, ha pasado por dos exitosos procesos de acreditación. El primero ocurrió en 2007 logrando la acreditación por tres años. El segundo proceso finalizó en 2011 y logró acreditar la carrera por cinco años.

Diseño Gráfico ya ha cumplido 45 años de vida en la ciudad de Chillán, carrera que sigue siendo reconocida por la calidad en el trabajo de sus egresados y por la trayectoria en la región.

 

Colaboraron:

Gladys Bornand Pérez / Luis Guzmán Molina / Sergio Vallejos Rodriguez / Jaqueline Santos Luarte / Isabel Muñoz Labra