colvin2
La Escuela de Diseño Gráfico se encuentra ubicada en el Campus Andrés Bello de la Universidad del Bío-Bío de Chillán, en la misma casa que acogiera los mejores años creativos de la esposa de Fernando May Didier, la escultora Marta Colvin Andrade. Esto ha permitido entregar a los estudiantes una parte importante de la historia escultórica de la ciudad, la que se plasma en el Museo Marta Colvin que cuenta con varias piezas de su autoría, un rincón que recuerda su taller de trabajo y otras esculturas que se encuentran en los jardines alrededor de la escuela universitaria. La casa además, alberga espacios de académicos y la Biblioteca de Diseño que lleva su nombre.

 

 

 

 

MARTA COLVIN ANDRADE:
Más allá de la historia del arte

 

Marta Colvin constituye un referente en la escultura y ello significa que está más allá de todos los logros que esta notable chillaneja alcanzó a lo largo de su dilatada y prolífica trayectoria. Está más allá de la historia del arte, de los premios nacionales e internacionales, más allá incluso de sus obras emplazadas en espacios públicos, museos, universidades y centros de arte repartidos por el mundo.
Caracterizan su obra la abstracción y simbolismo, la monumentalidad y el trabajo en piedra, madera y metal, la integración de la geometría y el equilibrio entre horizontalidad y verticalidad. La Colvin, en la centuria de su natalicio continúa vigente y provocándonos desde la rigurosidad de las formas y el dominio de los materiales a un nivel tal que parecen siempre dóciles a sus afanes de expresión artística, desde una plástica moderna y cautivadora. Es porque logra esa sintonía fina en el dialogo obra-observador, tan rico como nuevo según las distintas generaciones que se aproximan a sus creaciones.
Marta Colvin está también fuertemente enraizada en la historia de la Universidad del Bío-Bío, más allá de su “Ciudad Herida”, dos esculturas en terracota, una en el Edificio de la Administración del Campus Fernando May en Chillán y la otra en la Rectoría en la sede Concepción. Expresa allí su visión del desastre y la recuperación en una dialéctica que invita a la fortaleza de espíritu de una ciudad, su natal Chillán, que se levanta desde el suelo (la horizontalidad de la obra en Concepción) y se yergue hacia el futuro (la verticalidad de la pieza en Chillán). Decimos más allá de las obras porque su legado, mediante la propia generosidad de la artista y de toda su familia, dotó a esta universidad de los terrenos necesarios para desarrollar uno de sus más importantes campus.
Con el Parque de las Esculturas y el Museo Marta Colvin Andrade, nos sumamos al tributo su obra, recordamos su generosidad y la de su familia, al tiempo que renovamos nuestro compromiso con la extensión y difusión del arte y la cultura en beneficio de todas las personas.

triangulosCMYK

Dr. Arq. Héctor Guillermo Gaete Feres
Rector Universidad del Bío-Bío